Hiperesfera

por Victor Gonzalez

Desgranando la complejidad

Mi charla TEDx sobre la emergencia de los sistemas complejos a partir de reglas simples, tema que me fascina.

enero 7, 2011 Posted by | física, matemática, otros | 1 comentario

Evolución – el hombre no viene del mono (II)

Seguimos con el resumen del libro Evolución de Richard Dawkins.

El hombre no viene del mono. Este concepto ha sido mal entendido desde que Darwin propuso la teoria de la evolucion allá por el siglo XIX. El rechazo aun mostrado por gran parte de la sociedad o instituciones religiosas viene en parte motivado por un concepto mal entendido, en la idea de que el hombre es un mono “mejorado”. La realidad es que los humanos y los monos modernos compartimos ancestros comunes más recientes que, por ejemplo, con los peces o con las margaritas. Esto es lo mismo que decir que el código genético de los humanos y de los monos se parece mas entre si que el de los humanos y las margaritas. Somos “familia cercana” en el árbol evolutivo.

Como vimos en el capitulo anterior, todos los seres vivos compartimos un único lenguaje de funcionamiento universal, el código de 4 letras del ADN. Este código se ha ido complicando y haciendo más y más grande con el tiempo permitiendo crear seres vivos más complejos, al igual que un “software” que se hace mas sofisticado de versión en versión. En la Naturaleza existen muchas versiones del software con diferentes propiedades. Es como si a partir del Photoshop 1.0 se hubieran desarrollado muchas familias de Photoshop, cada una modificandose a partir de la anterior pero ramificandose en familias independientes, así durante millones de años. A veces desenterramos un fósil (tal vez un Photoshop 3.455232452) que ya no existe actualmente.

La imagen del arbol evolutivo y sus ramas es muy adecuada pero a mi me gusta mas el anillo circular de la imagen de abajo. En el centro observamos el ancestro comun de todos los seres vivos (desconocido).

Segun nos separamos por diferentes ramas vamos encontrando diferentes lineas evolutivas cada vez mas complejas, pero compartiendo el mismo lenguaje del ADN. Por lo tanto los humanos somos una de esas ramitas, estando los monos en otra ramita cercana. Pero eso no nos convierte en “monos mejores”. En algun momento existio un antepasado hominido, que ni era humano ni era mono moderno. Un grupo de hominidos se separo y evoluciono en la direccion de los monos actuales, mientras que la otra rama dio lugar a nuestra especie.

Pero, ¿qué mecanismo hace que el sistema evolucione? Hasta la fecha, la mejor teoria que tenemos, la de Darwin, nos dice que no existe un fin en sí mismo, sino una adaptación continua por variacion aleatoria y selección. De nuevo nos encontramos con la esencia del mecanismo de selección: las mutaciones producen cambios, y solo transmiten descendencia (el “software”) aquellos que sobreviven.

Podriamos pensar que esto es mera teoria, sin embargo el proceso evolutivo por selección se ha experimentado y confirmado de varias maneras. Por un lado todas las razas de perros actuales han sido creadas por el hombre. Podriamos decir que todas las razas de perros han evolucionado por “selección humana”. Es muy sencillo a nivel conceptual. Se trata de cruzar sólo los perros que comparten determinadas características (color del pelo, fuerza, tamaño del morro…) y que son realmente propiedaes “software” que surgen por azar en la variación de rasgos de una camada. En varias generaciones se conseguirá una raza que conserve esas propiedades. Otro experimento realizado con bacterias nos permite observar como varios cultivos originalmente creados por la misma cepa bacteriana (es decir, con el mismo “software”), al cabo de varios cientos o miles de generaciones son diferentes y adquieren rasgos adaptativos. Pero la mejor prueba es la agricultura. El ser humano lleva seleccionando geneticamente especies de plantas durante miles de años. El maiz o el trigo modernos no existian hace miles de años. Fue el hombre quien, por seleccion “humana”, selecciono algunas variaciones que surgieron por azar (la propiedad “ser mas digestible) y aislo esos brotes de los demas. Con el tiempo se conseguio una especie nueva.

En el fondo Darwin ya se habia dado cuenta de este proceso incluso sin conocer la genética moderna ni el ADN, que se entenderia muchos años despues de su muerte. Darwin estudió los pinzones de las Islas Galápagos. Cada isla tenia pinzones con características diferentes, perfectamente adaptadas para las características de la isla. Si en una isla los gusanos estaban más ocultos, los pinzones tenían picos más largos “casualmente”.  Lo natural era pensar en un “diseñador inteligente” que habria pensado en esos detalles.

Pero debemos pensar de otra manera. Supongamos que el “software” de los pinzones va variando lentamente, esto permite que cada generación de pinzones muestre variaciones (recordemos que el ADN, el software, controla todos los detalles del ser vivo, desde su construcción hasta su funcionamiento). Si por un casual se produce un cambio climático que hace que todos los gusanos mueran y solo sobrevivan los que estan más profundos, esto afectará a los pinzones. De hecho muchos pinzones de pico más corto morirán por no alcanzar la comida, y quedarán únicamente aquellos que puedan comer. Su versión del software será transmitida, con sus características concretas más las nuevas variaciones que surjan. Al final veremos pinzones de pico largo porque el resto ya no estan.

Esta es la magia sin magia de la evolución. Vemos versiones de software que sobrevivieron y que por lo tanto estan bien adaptadas a las condiciones cambiantes del entorno. Vemos un continuo espectáculo de adaptación de la naturaleza a sí misma, donde parece que la unica regla de juego es existir y transmitir la informacion.

Volvamos de nuevo al hombre. Llevamos un “software” muy avanzado pero no perfecto (no podemos respirar debajo del agua). Nuestro ADN es muy parecido al de otros seres vivos porque nuestras ramitas evolutivas en el gran árbol de La Vida estan mas cerca y porque partimos de antepasados comunes. Un dia un grupo de homínidos un día se separó por algún motivo (catastrofes naturales, migraciones) y al no cruzarse (recordemos el ejemplo de los perros) fueron evolucionando lentamente en diferentes ramas adaptativas. Una rama llegó a ser lo que conocemos por monos modernos, la otra nosotros.

Pero la evolución no son sólo dos ramas, son miles de ramas. Esta especie de hominido era a su vez pariente de otras ramitas cercanas, más lejanas de nosotros, como los mamíferos. Así podemos pintar un gigantesco árbol lleno de diferentes tipos de vida evolucionando en formas diferentes, y podemos retroceder hasta alcanzar troncos cada vez más antiguos y gruesos con formas de vida más simples. Podemos conectar al hombre con todos los seres vivos, los peces, las plantas, las bacterias, porque todos compartimos un único ancestro común. En nuestro ADN podemos encontrar la historia evolutiva. Genes antiguos de cuando “fuimos” peces o plantas (mejor dicho, algoritmos del software antiguo que ya no usamos pero siguen escritos en nuestro ADN). Aunque no es necesaria la mano del ser divino para comprender este proceso, no deja de ser emocionante pensar que la Vida esta conectada por un único lenguage.

julio 15, 2010 Posted by | libros | 16 comentarios

Evolución – el lenguaje de la maquina (I)

He leído recientemente el libro de Richard Dawkins “Evolución” donde se explica de forma muy didáctica el concepto de evolución por selección natural. Parece que hay un gran porcentaje de personas que, bajo el paraguas del llamado “Creacionismo”, piensan que un ser supremo o divino creó todo el “catalogo” de criaturas completamente formadas hace unos pocos miles de años.

La verdadera ciencia tiene un metido de funcionamiento muy sencillo. Toda aquella hipótesis que no se pueda refutar mediante experimentación o deducción a partir de observaciones, no es científica. La teoría de la evolución ha pasado de hipótesis (propuesta a demostrar) a teoría demostrada más allá de dudas razonables simplemente porque se ha conseguido confirmar por observación e incluso se ha reproducido en el laboratorio. No hay ningún misterio, es más sencilla de lo que se piensa.

Todos los seres vivos del planeta (plantas, hongos, animales, bacterias) comparten un único origen. Esto es así por un hecho muy evidente pero descubierto a mediados del siglo XX. Todos los seres vivos llevamos dentro de nuestras células el mismo sistema de funcionamiento basado en ADN, un código universal de cuatro letras. Debemos recordar este punto, es muy importante: Todos los seres vivos funcionamos con el mismo programa universal, como si fuéramos un programa de ordenador. ¿No es esto ya increíble, misterioso y a la vez sencillo de comprender?

Todos tenemos el mismo tipo de código de cuatro letras, pero ¿de dónde viene ese código? Existen varias hipótesis como la hipótesis del origen basado en ARN (una molécula parecida al ADN pero con otras características). Aún así no se sabe con seguridad. La longitud de cada programa ADN es diferente en cada ser vivo, igual que la longitud del software de un ordenador es diferente a otro y va creciendo si el software se hace más complejo. Los seres vivos más sencillos tienen programas mas pequeños (miles de letras) y los seres vivos complejos cuentan con millones de letras en su “software”. Maquinas sencillas y maquinas complejas, pero todas usando el mismo “lenguaje máquina” de cuatro letras por dentro.

Se sabe mucho sobre la forma en la que evolucionó la vida a partir de unos códigos sencillos que fueron haciéndose mas complicados con el tiempo. El mecanismo que utiliza la Naturaleza puede parecer bastante simple o elegante según se vea. Simplemente sobrevive lo que no se muere. Si un ser vivo sobrevive lo suficiente para reproducirse, su programa de funcionamiento, su ADN, pasa a la siguiente generación. Si no sobrevive, su programa no pasará. Sólo perdura aquello que perdura – parece una tautología, pero también es cierto que el ser humano intenta siempre encontrar un sentido profundo a cosas que, tal vez, no lo tengan.

Toda esta historia de programas “software” seria muy aburrida si el programa original no hubiera cambiado, si la primera molécula considerada viva se hubiera quedado igual generación tras generación. Por ejemplo si todavía estuvieramos usando la primera versión de Microsoft Windows 1.0. Pero sucede que los códigos cambian por varias razones, ya sea por que el sistema de copia del código no es perfecto y comete de vez en cuando errores (cambian algunos bits), ya sea porque se combinan dos códigos para generar uno nuevo (sistema de reproducción sexual – nos suena ¿verdad?). En cualquier caso la idea es: los programas van cambiando con el tiempo. Esto produce en última instancia la diversidad de la Naturaleza.

Darwin fue el primero en darse cuenta de este mecanismo, atando los cabos de un mecanismo ciego de selección natural con la gran riqueza y diversidad de los seres vivos, perfectamente adaptados a su entorno. Darwin no necesitaba ninguna “mano diseñadora” para ajustar cada forma viva a su entorno. Antes que Darwin se pensaba que cada ser vivo estaba perfectamente diseñado para su función por algún proceso inteligente o divino. La abeja diseñada para volar y recolectar polen, la jirafa con su cuello alto diseñado para alcanzar las ramas de los arboles, el colibrí perfectamente adaptado para libar las flores también perfectamente adaptadas a la lengua del colibrí, y así toda la infinidad de seres vivos.Por supuesto siempre había algunos casos preocupantes: ¿qué divinidad diseñó al maldito virus de la gripe que mataba tantas personas? ¿quién diseño la crueldad de la avispa que pone sus huevos dentro de una oruga para que las avispitas se coman a la oruga viva desde dentro?

Richard Dawkins achaca a Platon y su mundo de las formas perfectas “platónicas” esa idea no científica, en la cual se nos induce a pensar que existe una idea platónica de “pájaro” y una idea platónica de “jirafa”. Las formas perfectas ya existían en el mundo de las ideas, en el mundo de los dioses. La Naturaleza simplemente tiende a esas formas perfectas. Pero, ¿que sucedería si encontramos un día una jirafa con el cuello mas corto o con alas? ¿Puede el diseñador perfecto fallar?

Esto es precisamente lo que sucedió cuando se empezaron a encontrar fósiles. Fósiles que hablaban de una historia de millones de años en el pasado y de seres vivos extraños que ya no existen. Fósiles que hablan de seres intermedios entre los humanos y los monos, entre los pájaros y los dinosaurios, entre los peces y los animales terrestres, insectos gigantes, plantas extintas. Los fósiles han abierto al hombre la gran Historia de la Naturaleza y han roto con esa idea de “diseño de catálogo”. Como dice Dawkins es el mayor espectáculo en la Tierra.

Seguimos en el siguiente capitulo.

julio 10, 2010 Posted by | libros | Deja un comentario

Vistas del shuttle

Grabaciones de cámaras en el despegue.

Me encantan las vistas 🙂

julio 22, 2009 Posted by | otros | Deja un comentario

Apollo – porque era imposible

Toca hoy conmemorar la llegada del hombre a la Luna, hace 40 años. Tanto se ha dicho y redicho sobre las misiones que es difícil decir algo que parezca interesante. Hace unos días me estuve leyendo el libro de Gene Kranz “Failure is not an option” y la verdad me encantó. Gene Kranz fue uno de los “flight director” (directores de misión) en la década de los 60 y los 70. Fue protagonista de las misiones Mercury, Gemini y Apollo. Todos le hemos visto, aunque no nos hayamos fijado mucho, con su chaleco blanco, su pelo cortado “al uno” y sus auriculares mirando la pantalla y dirigiendo las misiones espaciales. En la película Apollo 13 su papel lo hace el actor Ed Harris.

Hace 40 años el mundo estaba un poco (o un mucho) revuelto. Los rusos y los americanos a punto de lanzarse el arsenal nuclear a la cabeza, los conflictos de Vietnam, las protestas sociales contra el racismo, etc. Fue entonces cuando Kennedy lanzó ese famoso mensaje que todavía hace estremecer: “…no vamos a la Luna porque es fácil, sino porque es difícil…” anunciando un reto que parecía imposible. Tanto Gene Kranz como otros tantos, ingenieros y técnicos no mayores de 25 años, fueron llamados a recoger ese testigo, esa aventura imposible.

A principios de los años 60 EEUU no sabía lanzar cohetes al espacio. Por suerte contaban con el famoso von Braun, genio indiscutible de la aeronautica, que había participado en el diseño de los cohetes V2 para Hitler y posteriormente la NASA lo contrató (nota: ser inteligente aumenta las probabilidades de supervivencia). En muy pocos años y paso a paso se fue construyendo, casi sobre la marcha, toda la tecnología necesaria para poner cohetes en órbita.

Siempre se habla de la historia de los astronautas. Pero hoy toca hablar de los técnicos. Ellos construyeron las naves espaciales, programaron los ordenadores (aunque tuvieran 17 Kb, en 17 Kb caben muuuchas instrucciones), diseñaron los planes de vuelo y contingencias en caso de emergencia, y decidieron que en el Control de Misiones el fallo no era una opción. Me impresiona Gene Kranz cuando habla de las reglas básicas que los controladores debían tener. Una de ellas decía: “cualquiera de nosotros puede, de forma inesperada, verse ante una situación en la que su decisión puede tener consecuencias definitivas”. Era un llamamiento a la responsabilidad, cosa que a veces se echa de menos hoy en día. Esos jóvenes de 25 años aprendieron que en sus manos tenían la responsabilidad de las vidas de los astronautas y, por si no fuera suficiente, de la reputación de Estados Unidos.

Imagino que para conseguir estos retos hace falta mucho dinero, condición necesaria, pero no suficiente. Hace falta también el tesón de un grupo de personas que quieren alcanzar lo imposible. Los programas Mercury, Gemini y Apollo fueron, sencillamente, programas “experimentales”. Cada misión era diferente, un nuevo reto, un nuevo problema a superar. Tuvieron que aprender a poner naves en órbita y a realizar encuentros en el espacio. Las naves Gemini 6 y Gemini 7 fueron lanzadas con pocas horas de diferencia y realizaron un encuentro en órbita, acercandose a muy pocos metros una de otra. Gemini 8 estuvo a punto del desastre cuando un habilidoso Neil Armstrong pudo recuperar la nave que giraba a una velocidad de 1 giro por segundo por culpa de un motor defectuoso. Otro Gemini cayó a 400 km de la zona de recogida porque a un ingeniero se le olvidó añadir la rotacion de la Tierra en una ecuación (en muchas ocasiones la capsula caería con una precisión asombrosa solo a pocos cientos de metros de la zona indicada). Tantas y tantas historias donde la ciencia se convertía en arte, el arte de hacer algo que nadie había hecho antes.

Cada misión generaba cuantiosa información para analizar posteriormente (debriefing). Había que entender lo que había ido bien y lo que había ido mal. Las misiones reales fueron unas pocas decenas, pero las misiones simuladas fueron cientos o tal vez miles. Todos los días se realizaban simulaciones de la misión, y los “ingenieros simuladores” simulaban todo tipo de fallos para entrenar al máximo a los controladores. Ellos tendrían que decidir en cuestion de segundos (o menos) ante una situación anómala y gritar “GO” o “NOGO”, o tal vez “ABORT”. Esas palabras podrían tener, como indica Kranz, “consecuencias últimas”.

Julio de 1969. Apollo 11. Después de 9 años de estudio ha llegado la fecha del examen definitivo. La única forma de saber si se puede aterrizar en la Luna es aterrizando. De hecho Apollo 10 ha sobrevolado pocos meses antes la superficie en una de las últimas pruebas antes de la misión definitiva. Los ingenieros les habían puesto un tercio del combustible necesario para evitar “tentaciones” de los astronautas para aterrizar. Ahora viene la hora de la verdad.

Neil Armstrong ha tomado el control de los mandos, algo va mal, la superficie que vislumbra por la ventana no coincide con el mapa que han estudiado. Por un pequeño fallo de navegación el modulo lunar se ha pasado de largo. La zona que ve no le gusta nada, esta llena de piedras. Mantiene la nave equilibrada y continúa en linea recta buscando un sitio. Los controladores están preocupados, el combustible es escaso. Si se acaba se estrellaran, o antes deberán abortar la misión y eyectar la cápsula, una maniobra también arriesgada. De repente se enciende una alarma en la nave: “alarma 1202”. Los controladores deben tomar una decisión rápida. Un ingeniero indica que esa alarma no es crítica, el ordenador se ha saturado de información. El controlador de vuelo grita “GO” que es la señal de continuar. Quedan 60 segundos de combustible. Nunca pensaron que fuera tan justo. Buzz Aldrin canta otra alarma “1201”. Los ingenieros responden: “mismo tipo! mismo tipo! GO”. El combustible se agota. Los ingenieros han pasado a modo silencio para no añadir ruido, en este momento solo hablarán si hay algo crítico que decir. Solo se oye una voz nerviosa que advierte a los astronautas:”30 segundos! … 30 segundos!” Todo esta en silencio. En este momento los ingenieros son espectadores, no quieren molestar más a Neil. Pasan segundos críticos, las patas del módulo lunar llevan unas varillas para detectar el suelo. Se oye una voz: “Luz de contacto…Motor apagado…Houston…aqui Tranquility Base, el Eagle ha aterrizado”.

Unas decenas de ingenieros y técnicos en Mission Control respiran. Quedaban 15 segundos de combustible. No se oyen muchas voces en alto ni gritos de “hurra”, hay que verificar que toda la nave esta integra, todavía puede ser necesario eyectar la cápsula si se produce alguna condición crítica. Lo primero es la vida de los astronautas, lo segundo la misión. Los ingenieros son así, tipos serios con camisa blanca y gafas de pasta. Pero muchos de ellos tienen los ojos húmedos en esos minutos, afortunadamente esas gafas permiten disimular y en la televisión tampoco se nota.

Mi homenaje a aquellos que no sabían que era imposible.

julio 20, 2009 Posted by | otros | 1 comentario

El teléfono y la ley de igualdad

Me ha dado por leer un poco sobre el Phreaking, pero antes de entrar en materia me han parecido muy curiosas algunas referencias sobre el invento del teléfono.

“La historia […] empieza con la invención del teléfono por Alexander Graham Bell en 1876, quien pensó que sería usado para que la gente escuchara música. Fue ese el primer empuje comercial que tuvo; sin embargo, esta idea no despegó y Bell, como consecuencia, tuvo la brillante idea de dejar hacer a la gente lo que quisiera con él; entonces, la cosa despegó. La gente empezó a comunicarse unos con otros y se extendió bastante rápido por los Estados Unidos de América.

La gente no estaba interesada en lo que Bell pensaba que su máquina podía hacer por ellos; sino en lo que ellos podían hacer a través del Invento de Bell, en ese sentido, ésta sigue siendo una visión clave sobre las Nuevas Tecnologías.”

Me recuerda a ese anuncio de televisión que dice “la gente hace lo que quiere”. Y es que a veces deberiamos aplicar el consejo de Groucho algo modificado: “este es mi plan de negocio, y si no le gusta, tengo otros”.

telephone-operator “En su primer año de operación Bell Telephone Company aprendió una lección importante sobre la combinación de los chicos adolescentes y las entregas telefónicas: era un desastre. Los operadores eran abiertamente impertinentes con los clientes; de hecho, un observador escribió “el espíritu inquisitivo y aventurero que posee cualquier joven saludable no siempre es conductivo a dar la atención requerida a las necesidades del usuario del sistema telefónico”. Alexander Graham Bell solucionó el problema despidiendo a todos los chicos y contratando en su lugar a chicas. Por esta razón hasta nuestros días el trabajo de operadora se relaciona siempre con mujeres y por eso precisamente se les llama operadoras.

En cualquier caso el Sistema Telefónico creció hasta tal punto que la solución de administración de switching (conmutación) manual ya no era viable, las tecnologías de conmutación se fueron automatizando y dejaron de existir las operadoras.”

Desde luego Bell habría tenido problemas con nuestra ley de igualdad (!)

abril 20, 2009 Posted by | otros | Deja un comentario

Ilusión óptica

Esta ilusión me sigue impresionando cada vez que la veo. Los dos cuadrados marcados “A” y “B” tienen realmente el mismo color. Quien no se lo crea que examine los colores con un software de imágen y lo compruebe. ¿Podemos confiar en nuestra percepción?

checkershadow

marzo 28, 2009 Posted by | otros | 2 comentarios

Relojes de Einstein, mapas de Poincaré

relojes-poincare1Muy interesante libro de Peter Galison (editorial Critica). Einstein y Poincaré, Poincaré y Einstein, dos científicos muy diferentes en algunos aspectos pero muy cercanos en otros.

El autor expone sobre el progreso científico, técnico y filosófico de la época, dominada por el progreso de las comunicaciones y la cada vez mayor necesidad de una sincronización de los relojes. Poincaré y Einstein se ven inmersos y participan en una sociedad donde las nuevas tecnologías de comunicación por campos electromagnéticos permiten enviar señales telegráficas a través de miles de kilómetros, permitiendo una nueva definición del tiempo y el espacio. Poincaré directamente involucrado en proyectos de cartografía mediante conexiones telegráficas y electrificación horaria  en Francia, y Einstein analizando patentes de sincronización de relojes en la Oficina de Patentes de Berna. La cara de la moneda tecnológica se vuelve ciencia cuando ambos avanzan en sus teorías sobre el espacio y el tiempo. Sus trabajos tecnológicos resuenan en sus avances teóricos sobre la relatividad de la simultaneidad, los espacios no euclideos o el problema del movimiento.

eterLa ruptura con Newton (o mejor dicho, el paso adelante) estaba cerca. Maxwell ya había establecido las ecuaciones electromagnéticas, en donde la velocidad de propagación de las ondas es un invariante independiente del observador. Pero los científicos de finales del XIX seguían necesitando un “medio” por el cual las ondas debían propagarse: el éter. ¿Cómo era posible si no que algo se propagase por el vacío? Sin embargo el experimento de Michelson en la búsqueda del éter fue negativo. Michelson buscaba variaciones en la velocidad de la luz dependiendo de la dirección en contra o a favor del éter. No observó ninguna diferencia. Poincaré se resistía a desprenderse del éter mientras que Einstein, más iconoclasta, “mató” al éter y abrió la puerta a las teorías revolucionarias. En cualquier caso Poincaré se había aproximado mucho y rozó la teoría de la relatividad con los dedos. Su sentimiento conservador y práctico a la vez no le hizo necesario aventurar el camino de una nueva física, aunque en las conferencias de sus últimos años comenzaba a anunciar la necesidad de nuevos modelos.

Pero volvamos a los relojes. El mundo de finales del XIX estaba cambiando muy rápidamente. Los ferrocarriles y el telégrafo hacían cada vez más cercanos los pueblos y ciudades antes distantes. La sincronización horaria también se hacía palpable. Los horarios de los trenes obligaban a la convivencia de horas locales con otros sistemas horarios, ya que cada linea de ferrocarril usaba la de la estación principal. Algunas estaciones de tren mantenían tres horarios de referencia diferentes.

La humanidad se había regido hasta el momento por el horario solar, era el sol quien marcaba cuando comenzaba el día o cuando eran las 12:00 horas. Todo esto comenzó a cambiar en aquella época. La maraña de lineas de ferrocarril con diferentes horarios y la velocidad en aumento obligaba a una sincronización mejor, y además la tecnología ya lo hacía posible: el telégrafo. A través de un arduo esfuerzo con componentes políticas e internacionales, la humanidad fue evolucionando, desde la sincronización de los relojes de una ciudad a la sincronización a través del cable telegráfico con otras ciudades y otros países. En Francia sería el observatorio de París quien marcaría la hora de la nación, y en Inglaterra el observatorio de Greenwich. La centralización del tiempo!

gmt1El siguiente paso en la historia fue la sincronización del planeta. Cada país podría tener su hora, pero el mundo seguía demandando una estandarización completa al igual que el estandar internacional de medida y peso había supuesto un avance moderno. Los países comenzaron a discutir sobre la forma de establecer un protocolo de sincronización y cual sería el meridiano 0º de referencia. Paris luchó por poseer el meridiano 0º aunque Greenwich llevaba ventaja histórica al tener gran parte de la navegación marítima referenciada a Greenwich desde hacía años. En los primeros años del siglo XX los países fueron asociandose al estandar GMT. Paris, que había perdido la guerra por el meridiano 0º tuvo que retrasar su hora oficial en unos 9 minutos (la diferencia de longitud entre Paris y Greenwich). En 1924 las señales del observatorio de Greenwich radiaban la hora universal.

Pensemos por un momento en todo esto. Hasta hace menos de 100 años la humanidad se había regido por su hora local, la hora que marcaba el sol. No necesitaban sincronizar ningún reloj con los pueblos lejanos…¿para qué? La mayoría de la gente nunca viajaría más alla de su vecindad. Y sin embargo en solo 20 o 25 años, con el progreso tecnológico, todo el mundo se hizo pequeño, las comunicaciones y las altas velocidades obligaron a una sincronización horaria. Ahora vemos como algo normal que exista el concepto de tiempo universal, que para toda la humanidad los minutos, los segundos, las horas, coincidan de forma sincrónica, manteniendo solo un desfase de horas completas según la norma GMT (véase mi otra entrada y los casos raros).

El tiempo, intrinsicamente asociado al cielo durante milenios, se globalizó y electrificó, y la humanidad dejo de mirar al sol para averiguar la hora. Nunca volverían a coincidir, excepto para los habitantes de unos meridianos imaginarios.

marzo 24, 2009 Posted by | física, libros | Deja un comentario

Crisis de crédito

Interesante vídeo (en inglés) que explica el mecanismo de crisis crediticia. Es curiosa la referencia al 11 de septiembre cuando el banco federal bajó el precio del dinero para mantener la economía activa.

Visto en Ecos del futuro

marzo 20, 2009 Posted by | otros | Deja un comentario

México o Méjico

solesMis viajes a México me han hecho aprender y preguntarme sobre muchas cosas de su historia. Una de mis dudas estaba relacionada con la famosa “x” de la palabra México. ¿Por qué se escribe con “x” pero se pronuncia con “j”?

En castellano hay muchas palabras que se escribían antiguamente con “x” pero posteriormente derivó a “j”. Podemos pensar en “Xunta”, “Don Quixote”, “Xavier”, “Ximenez” y otras. Muchas se mantienen así en gallego. En wikipedia se puede leer que en castellano medieval la letra “x” representaba el fonema “sh” como en gallego o inglés “shop”, “shame” por lo tanto podemos pensar que todas esas palabras con “x” se pronunciaban de la manera: “Shunta”, “Don Quishote”, “Shavier”, “Shimenez”…

¿Cómo sobrevino entonces la letra “j” y el cambio de pronunciación? En wikipedia explica que hubo una evolución pero no dice porqué. Sin embargo en otra entrada de wikipedia explica el asunto de una manera concisa. Los conquistadores, de origen extremeño o andaluz, con influencia árabe, tendían a una pronunciación más gutural de los sonidos “x” originales. Esto lo podemos aún observar en la tendencia del castellano a convertir frases como “es que…” en “ej que…” y similares. Tiene su lógica, el árabe es muy gutural y el fonema “j” se usa mucho.

Del texto de wikipedia:

“[…] Pero como para suavizar ésta aún no estaba adoptado el acento circunflejo sobre la vocal siguiente, y los conquistadores eran en su mayoridad extremeños y andaluces, o árabes en su pronunciación, pronunciaron fuerte todas las x escritas por los misioneros, y llenaron de letras guturales los términos que adoptaron de la lengua mexicana, la cual no admite alguna. Por eso pronunciaron los españoles México (Méjico), aunque los indios no pronuncian sino México (Mescico)…”

De todo ello podemos deducir que los aztecas (su verdadero nombre era mexica) pronunciaban en su lengua nahuatl “Meshíco” (con sh y acento en la í) pero los conquistadores lo pronunciaban “Méjico” (con j y acento en la é), aunque reconocian el fonema sh y por lo tanto lo escribieron “Mexico”. Curiosamente esa palabra mantuvo la “x” congelada en el tiempo.

Otra curiosidad es que en inglés Mexico se pronuncia de forma mas similar al original en nahuatl.

febrero 27, 2009 Posted by | historia | Deja un comentario